Música en Antioquia



En Antioquia, tradicionalmente, han existido unas bien cimentadas cultura y afición por la música, tanto popular como culta o docta.

En la mayoría de las zonas rurales del departamento reina en abundancia la música popular, y existe una gran ausencia de música culta, salvo por la música religiosa en los templos católicos, y por una moderna campaña para crear orquestas y bandas municipales.

No sucede así en Medellín, donde además de la popular, la música docta, o música culta, ha sido una necesidad imprescindible para el desarrollo de esta comarca paisa. La región tiene o ha dispuesto siempre de una elegante élite profesional en este terreno, y ha contado con varias orquestas sinfónicas y filarmónicas. Particularmente tradicional fue la Orquesta Sinfónica de Antioquia, que durante décadas deleitó a la ciudad, y hoy reemplazada por dos filarmónicas y una orquesta de Cámara: La Orquesta de la Universidad de Antioquia, La Filarmónica Eafit y la Filarmónica de Medellín. 

Además, cuenta con muchos conjuntos de música antigua, ballets de renombre internacional, agrupaciones proyectadas hacia el futuro como la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil, organizaciones de tradición como el Ballet Folclórico de Antioquia o corales como la Coral Tomás Luis de Victoria y el Estudio Polifónico de Medellín, estudiantinas, conjuntos de jazz, rock y pop, y mucha música tradicional colombiana popular y profesional.

Bambucos, pasillos valses criollos y canciones, así como un amplio repertorio latinoamericano de tangos, boleros y mariachis, añaden al repertorio musical de la comarca, al igual que el tango; Carlos Gardel, el máximo exponente del tango, murió en Medellín en un accidente en el año 1935 y una de las calles populares de Medellín se denomina "Avenida Carlos Gardel".

Son igualmente históricos y tradicionales en Antioquia el cultivo y la producción de literatura y crítica musical culta, uno de cuyos ejemplos lo constituye el escritor Darío Valencia. Una de las obras de este autor puede mirarse en la Biblioteca Virtual de la Universidad de Antioquia, en la cual se observan una erudición e implacable rigor sobre el denso tema dignos de cualquier escenario cultural europeo del más alto nivel.

En cuanto a la expresión musical popular, en el departamento son imprescindibles varios géneros incrustados profundamente en el colectivo antioqueño. Aquí resulta imprescindible citar varios de ellos, en especial la Música andina colombiana y panandina, la Trova paisa, la Música de carrilera, la Música guasca, Música de despecho, Bolero, Serenata, Música de cuerdas, Mariachis y Tango.

También se gozan y practican otros géneros populares del resto del país como el vallenato, la cumbia, el mapalé, e igualmente todo tipo de música popular internacional como la salsa y el pop.

Resulta difícil citar la multitud de músicos antioqueños de gran repercusión; hay algunos, sin embargo, especialmente recordados por su legado no sólo local sino nacional e internacional. Entre ellos el Maestro Carlos Vieco, Maestro Blas Emilio Atehortúa, Maestro Pelón Santamarta, Maestro Jaime R. Echavarría, Maestro Jaime Llano González, Maestro León Cardona, Maestro Héctor Ochoa, Eusebio Ochoa, Jorge Molina Cano, Ballet Folclórico de Antioquia, Coral Tomás Luis de Victoria, Teresita Gómez, John Jairo Torres, Grupo Suramérica, Fausto, Espinosa y Bedoya, Dueto de antaño, Juanes, Darío Gómez, Salvo Ruiz, creador y padre de la trova paisa, Octavio Mesa, rey de la música guasca.

Comentarios

Entradas populares