Comunicado



Paquetes escolares EPM

EPM.com.co

EPM lamenta los hechos que se han presentado en el curso de esta semana en la zona de influencia del proyecto hidroeléctrico Ituango, y expresa y transmite su voz de solidaridad a las comunidades y soldados que han resultado afectados por los desafortunados hechos de orden público. De igual manera, apoya y reconoce la labor desarrollada por la fuerza pública, orientada a garantizar la paz y la tranquilidad de los ciudadanos en esa zona del departamento de Antioquia.

Los constantes bloqueos de las vías de acceso a los municipios y a los sitios de obras del proyecto han entorpecido el libre tránsito de las comunidades, afectan su economía, interfieren con el avance normal de las obras de la hidroeléctrica y ponen en riesgo la vida de los contratistas y de sus familias.

A ello se suman incidentes como la explosión de un artefacto en las afueras de la escuela rural  del corregimiento El Valle del municipio de Toledo, que dejó un soldado muerto y dos  soldados heridos. Esta situación pudo provocar una tragedia de mayores proporciones, pues en el momento del ataque salían de la escuela cerca de 50 niños.

Todas estas acciones atentan contra los derechos fundamentales y contra el derecho internacional humanitario, ya que ponen en riesgo a la población civil de manera indiscriminada y vulneran su derecho a la vida, al trabajo y a la libre movilización.

Sabemos que los habitantes de la zona de influencia de la Hidroeléctrica Ituango quieren que la obra se ejecute y la reconocen como una oportunidad histórica para mejorar sus condiciones de vida y consolidar la presencia de las instituciones legítimamente establecidas en ese territorio. Los habitantes de los 12 municipios de influencia son ciudadanos de bien  que tienen derecho a participar en la construcción de un mejor futuro. 

 
La hidroeléctrica soportará la demanda de energía que requerirán los colombianos a partir del 2018 y, por tanto, contribuirá a impulsar el progreso del país.  Intentar obstaculizar la construcción de la  obra no solo pone en riesgo su cronograma de ejecución, sino que afecta seriamente el desarrollo de los planes de gestión social, ambiental y de concertación con las comunidades y de otros programas institucionales proyectados para la zona, entre ellos el Plan Integral y la inversión social adicional de USD 100 millones, anunciada recientemente por la Gobernación de Antioquia, el IDEA, la Alcaldía de Medellín y EPM.

EPM respeta el legítimo derecho a la protesta, siempre y cuando se desarrolle en el marco de la ley y del respeto, y reitera su permanente disposición para escuchar y atender las inquietudes de las comunidades.
Medellín, 15 de marzo de 2013

Comentarios

Entradas populares