EXPLOTACIÓN DE RECURSOS HÍDRICOS ES PROPÓSITO PLANTEADO POR GOBERNACIÓN.

El futuro de las finanzas públicas de Antioquia, está cimentado en la construcción de proyectos hidroeléctricos de gran envergadura.
Con Hidroituango –de EPM y la Gobernación- ya sembraron las primeras bases de ese futuro próspero. En 2018 esperan que 12 municipios del norte y occidente de Antioquia reciban unos 100 millones de dólares al año por regalías.
Al tiempo con este proyecto de 5.500 millones de dólares, que es considerado el más grande en la historia del país y que generará 2.400 megavatios, se construye Hidroarma, en límites entre Antioquia y Caldas, en el Oriente del departamento.

Esta obra es precisamente la gran apuesta de la Gobernación. Para ella el Instituto de Desarrollo de Antioquia (Idea) invirtió 82.133 millones de pesos y tiene un despliegue de ingenieros y expertos en la zona que les garantice un proyecto rentable y con un impacto positivo en la zona. Tendrá una capacidad combinada de 174 Megavatios y un promedio anual esperado de generación de 1,39 gigavatios.

Según Nohra Salazar, gerente del proyecto, los municipios ubicados en la cuenca hidrográfica y embalses recibirán el 3 por ciento de las ventas brutas de la energía y la generación de empleo se estima en 1.050 empleos directos e indirectos.
Los dos megaproyectos revisten la utilización de cuencas geográficas y la utilización de condiciones naturales de agua como materia prima. Estas son características propias del departamento que según el docente de la Universidad de Antioquia Mauricio Alviar, hacen de la región una potencia en este tipo de negocio.
‘’En esta región montañosa, el 35 por ciento (una tercera parte) está en zona de laderas. Ese es un primer requisito e insumo para la producción de energía hidroeléctrica por la combinación entre precipitación y montañas, la cual es fundamental para la generación de energía hidroeléctrica”, dijo.
John Maya, gerente de Hidroituango, indicó que el esquema Boomt, utilizado en el desarrollo de proyectos energéticos, es el mejor mecanismo para proteger las finanzas públicas: “Sí el departamento no hace gran erogación de dinero y quien invierte es el socio. Se establece un tiempo para que este recupere la inversión y le devuelve el bien al departamento”, explicó.

Maya, también anotó que tanto con Hidroituango como Hidroarma, Antioquia podrá encontrar la financiación de obras sociales y los recursos para poblaciones otrora marginadas de la inversión pública.

Dilema de Isagén


Para el experto en recursos hídricos de la Universidad de Antioquia, Mauricio Alviar, el negocio de un sector como el agua debe estar en manos del Estado por razones estratégicas. Dice que este es un recurso esencial que casi compromete la seguridad nacional a futuro y que por eso no tiene sentido vender a Isagén.
Según Alviar, Isagén y sus desarrollos hidroeléctricos no deben ser mirados como un bien sustituto. “Quisiera saber si en infraestructura existe la rentabilidad de Isagén”, aseveró.

VÍCTOR ANDRÉS ÁLVAREZ
Diario ADN

Comentarios

Entradas populares