MUJER




Resplandeciente en su interior, como el sol poniente,
Desde tu regazo maternal brilla la luz de la vida,
Mujer de mil amores de los fracasos y las derrotas estas pendiente,
Manos encarnadas y cabellos blancos, por el dolor, de la existencia sufrida.

Alegre en su exterior, como el amanecer luminoso,
Rostro satisfecho por una jornada, dura y a la final exitosa,
Cuerpo rustico al enfrentar, los enigmas  de lo horroroso,
¡Oh! mujer, esbelta y dadivosa;  ¡oh! femineidad hermosa.

Brillante por su pureza del corazón amoroso,
Amas incondicional a quien te hace sufrir en su inconsciente,
Blanco de las Puya del dolor, vives y reinas por tu comprensión,
Ejemplo de templanza y de rigor, eres para nuestro presente.

Creatura angelical, del cielo bajó el amor material,
Vivir entre humanos te hizo virginal de la soledad,
Estás con Dios, porque te hizo su amor en la eternidad,
Oh pureza, Oh divinidad rejuvenecedora,
Gracias por tu vientre generacional.

                                           
                                                  Autor: Jhon Fredy Posada.

Comentarios

Entradas populares