Mundial - Mundial

Por muy mal que nos vaya en las dos fechas que faltan para cerrar la fase suramericana de las eliminatorias al próximo mundial de futbol, el equipo colombiano mínimo quedaría en la tercera posición de la tabla general y por ende se clasificaría de manera directa a la tan anhelada cita mundialista que cada cuatro años concentra a los aficionados de este deporte. Miremos en el hipotético caso, perdiendo ambos partidos conservamos veintiséis puntos. Además si en el juego Ecuador - Uruguay hay empate y luego ganan en la última fecha ambos alcanzarían los mismos veintiséis puntos que tenemos, pero por diferencia de goles el orden seria Colombia tercero, Ecuador cuarto y Uruguay quinto, a quien le tocaría ir a repechaje contra la selección asiática de Jordania, seguramente los Charrúas lograrán su clasificación.  En otras probabilidades por muy absurdo que se den los resultados nuestra selección sólo llegaría hasta el cuarto lugar de la tabla de posiciones.  Entonces prepare las frías y empiece a celebrar.  No coma cuento de tanto malabarismo. De comentarista que con sus lamentos frustrantes siempre ven lo catastrófico, censurando el trabajo profesional del futbolista colombiano, desconociendo las virtudes del rival.  Nada se ha perdido, nada se va a perder, siendo primeros o cuartos estamos en el mundial.

Con todo cariño y lógica, aunque no hay probabilidad de que ocurra, preferiría que quedáramos quintos.  Las dos jornadas que faltan y las de repechaje servirían para foguear a talentosos muchachos como Steffan Medina de gran desempeño contra Uruguay en su primer partido con la selección de mayores, pero que tienen que permanecer ocultos y sin oportunidad de lucirse.  Qué tal si estos partidos que vienen sobre la ansiedad de un puntico le apuntáramos a una alineación combinada que permita llegar con un equipo sólido al gran certamen.  Por otra parte eso de pensar que en Barranquilla todos lo vamos a resolver por las ventajas competitivas que brinda la ciudad, psicológicamente merma la capacidad colectiva para ganar en plaza diferente. Precisamente en Brasil no vamos a exigir que los encuentros de Colombia se jueguen en la Arenosa de mi alma.  Invito con respeto al cuerpo técnico, principalmente al inteligente entrenador para que empiece a emplear estrategias mentales en la selección nacional, desmontando la subida de humo que se les ve a ciertos jugadores, creyéndose la última maravilla.  Nos pasó en el 82 con la mejor selección del mundo pero eliminados inmediatamente.  Así nos pasa, montamos antes de ensillar la bestia inclusive queremos ganar a costa de la desgracia de lo demás.

Repetimos démosle juego a la banca del seleccionado, a esa que está convocada siempre pero no se muestra en los grandes encuentros, ojala contra Chile y Paraguay se prueben al pelao Muriel en compañía del volante Quintero, apuesto que ganamos con igual soltura, eso sí manteniendo la ofensividad que es nuestra mayor fortaleza, muchachos con capacidad goleadora. Fíjense no es casualidad, los tres partidos perdidos en la era Pekerman ha sido por jugar defensivamente, con un sólo delantero, margen que permitió a las selecciones contrarias atacarnos y llevarse los tres puntos, aunque casi casi lo hubiéramos ganado. El casi no vale, es entonces conservar y fortalecer la virtud del buen manejo del balón, la agresividad de gol y el ataque que nos puede constituir en los próximos campeones mundiales del futbol. También insistimos que se debe trabajar en los modelos mentales, estos que están amarrados a la cancha, el clima, el resultado del otro y la desconfianza del banco. Colombia en futbol está muy crecidita por lo que no necesita de tanto pechiche. Vamos a poner a funcionar los ciclos de concentración a grandes retos, empezando a mentalizarnos de que podemos ganar donde sea. Que suerte para este gobierno, con medallistas, ciclistas triunfantes y demás logros del deporte nacional. Que vaina.

ROBERTO ELIAS SALCEDO MARTINEZ*

 *ROBERTO ELIAS SALCEDO MARTINEZ, Nacido en Barranquilla. Ingeniero Químico, Universidad del Atlántico. Especialista en Gestión y Planificación del Desarrollo Urbano y Regional de la ESAP. Investigador, consultor, escritor y docente universitario. Firmó como testigo el acta de proclamación de la Constitución Nacional 1991, miembro de colombianas y colombianos por la paz 

Comentarios

Entradas populares