Hijo adoptivo de Yarumal esta entre mejores estudiantes foráneos de Inglaterra

Sebastián Vásquez López, nacido en Medellín y criado en Yarumal, Antioquia, es otro cerebro fugado del país.
 
A sus 21 años acaba de recibir de la Universidad de Newcastle, Inglaterra, el título de genetista y está próximo a iniciar un postgrado en Neurociencias en la prestigiosa Universidad de Oxford.
Entre 1.200 candidatos de 118 nacionalidades, fue destacado en marzo de 2011 como uno de los mejores estudiantes internacionales de Inglaterra, junto a otros 23 jóvenes.
 
Fue en el Shine International Student Awards, concurso convocado por British Council, en el que participó con un ensayo sobre su experiencia y trayectoria académica e investigativa. Por ese trabajo fue finalista y representó al norte de Inglaterra en la final en Londres, donde recibió el reconocimiento.
Trabajo que en octubre próximo, en Nueva Orleans, Estados Unidos, expondrá para mostrar el avance científico más reciente para el tratamiento de la esquizofrenia: un nuevo medicamento antipsicótico.
 
La ciencia lo picó desde niño
 
Desde pequeño Sebastián mostró esa vena científica. El primer salto lo dio de jardín, de la Escuela Normal Superior La Merced, de Yarumal, a primero en la Escuela Rosenda Torres, sin pasar por preescolar. "El colegio determinó que por los conocimientos podía saltar al preescolar", expresó modestamente Sebastián.
Luego pasó a la Institución Educativa de María, donde se graduó de bachiller y recibió menciones de honor en todos los años que cursó. Los estudios los alternaba con el ajedrez, disciplina en la que representó a Yarumal en torneos a nivel regional y departamental con destacadas actuaciones.
 
Nunca su madre, Gloria López, lo tuvo que reconvenir por su tareas y labores de estudio, porque siempre se destacó por ser muy disciplinado.
En las pruebas del Icfes ocupó el primer puesto en el municipio y el segundo en el país. Presentó exámenes de admisión para Medicina en la UPB y en la Universidad de Antioquia y lo pasó en ambas, pero eligió la última en la que cursó cuatro semestres. "Quería una carrera más enfocada a la investigación y en la Universidad de Antioquia el mayor enfoque es clínico", explicó Sebastián.
 
Desde niño quería ser científico, pues su tío Reinaldo le hablaba en términos simples y fáciles de entender sobre física cuántica y astronomía.
En la Universidad de Antioquia se apasionó por el estudio del cuerpo humano, su complejidad y por el mundo que aún hay por descubrir, especialmente en neurociencia.
 
Por eso al llegar a la Universidad de Newcastle, empezó a trabajar en el Instituto de Neurociencias diseñando el mecanismo de acción de una nueva droga para desarrollar un antipsicótico para el tratamiento de la esquizofrenia.
"Enviamos los resultados a la Sociedad de Neurociencias en Estados Unidos y los aceptaron para que se los presentáramos en un evento", comentó.
Lamentó que en Colombia se invierta poco en investigación y es la razón por la que está abierto a cualquier opción futura. "Cómo científico sentiría que estoy aportando en el mundo entero aunque esté acá, en Colombia o en cualquier otro país", concluyó Sebastián.
 
ElColombiano.com

Comentarios

Entradas populares