El profe Osorio

ElMundo.com

¡Profe Osorio!

Han pasado apenas unas horas desde la consecución de la décima tercera estrella por parte del Atlético Nacional, que corresponde, además, al vigésimo primer título de su brillante historia. Todavía se escuchan los ecos de fiesta en el estadio y en la ciudad, pero la emotividad del momento no puede hacer perder la racionalidad para reflexionar sobre la manera como se consiguió este nuevo triunfo y, naturalmente, aparece una figura excluyente: el profesor Juan Carlos Osorio. 

“Gracias, Osorio, muchas gracias” gritaba la tribuna que hasta hace seis meses lo cuestionó pues durante buena parte del año y siete meses que ha dirigido a Nacional, incurrimos en ese vicio tan propio de nuestracultura: criticar lo que no entendemos y atacar a quienes presentan propuestas nuevas y rompen esquemas.

Y es que el Profesor Osorio, nos ha enseñado muchas cosas, incluso aparte del fútbol. Nos dio una lección de profesionalismo, seriedad, coherencia, respeto, paciencia, perseverancia y, por qué no, de un poco de terquedad para sacar adelante una idea contra viento y marea soportada en la convicción.

Nos recordó que la planificación existe y conduce al logro de resultados. En este mundo inmediatista, basado en el logro de metas a corto plazo, donde reina la improvisación, donde siempre la regla había sido pensar sólo en el partido de hoy, el profesor demostró que se puede ganar hoy planificando desde ya los partidos siguientes, para asegurar más triunfos. No dudo que, desde ya, tiene un bosquejo de nómina y de planteamiento para enfrentar de nuevo al Cali en la definición de la Super Liga en enero del 2014, y así asegurar el primer “Tetra” en la historia del fútbol colombiano. 

Pero también nos demostró que nadie es indispensable y con su cuestionada pero ya entendida rotación, hizo realidad lo que en el fútbol (y en gran parte del mundo empresarial) era sólo un discurso: que no tiene por qué haber titulares y suplentes. El profesor Osorio dio una impresionante cátedra práctica de cómo gerenciar equipos de alto desempeño a través de la explicación clara de una idea que logró fuera compartida por todos los miembros del equipo, para que a través de ese compromiso colectivo se trabajara hacia el logro de los objetivos (y los cinco títulos que ha logrado, incluyendo el inédito “Tri”, así lo demuestran).

Por lo anterior, y algunas cosas más, el profesor Osorio acaba de entrar en la galería selectísima de las personas que han marcado hitos en la fecunda historia verdolaga. Mi memoria sólo me permite llegar hasta mediados de los sesenta y por eso omito mencionar a quienes hace sesenta y seis años fundaron el equipo y lo llevaron a su primera estrella. Los principales de estos hitos son, el doctor Hernán Botero Moreno quien dio inicio en el setenta y uno a esta historia maravillosa. El inolvidable maestro Zubeldía, traído por el doctor Botero, quien hizo la gran revolución de fútbol colombiano agregando el ingrediente de disciplina y profesionalismo. El doctor Francisco Maturana y Hernán Darío Gómez, quienes forjaron la autoestima y el sentido de lo táctico e hicieron entender al futbolista colombiano que está a la altura de los mejores del mundo. Esta ruptura, no solo en Nacional sino para Colombia, se tradujo en una Copa Libertadores, la clasificación a tres mundiales consecutivos y una Copa América. 
La organización Ardila Lulle que se propuso y logró dar a un club de fútbol, un serio manejo empresarial y lo ha conducido a la obtención del mayor número de títulos de su historia. 

Ahora llega un nuevo hito, el del profesor Osorio. La era del trabajo metódico, la era de la planificación, la era del reforzamiento del concepto de equipo, la era del reconocimiento de la formación académica que sabe llevarse a la obtención de resultados prácticos que, a no dudarlo, traerá para Nacional una gran posibilidad de volver a convertirse en referente continental. 

Para terminar, no encuentro una frase mejor que la que brota con fervor y pasión de la tribuna sur del Atanasio: “soy del verde, soy feliz”.

Comentarios

Entradas populares