Winters, modelo de ciudad replicable en Latinoamérica


En esta ciudad del Estado de California en Estados Unidos todo funciona como un reloj. Eligen a un gerente para que administre el desarrollo.

La política promueve el desarrollo colectivo. La ciudad nombra un gerente para que les dé el mejor uso a los recursos públicos. Las microempresas invierten en tecnología y aumentan sus ventas.

Los casi 10 mil habitantes son felices en medio de un valle inmenso y tranquilo, fértil para el cultivo de frutas.

Llegar a ‘City of Winters’ toma una hora desde Sacramento, la capital del Estado de California, en la costa oeste de Estados Unidos. Winters está ubicado en el corazón de California.

POLÍTICA, LA CLAVE

John W. Donlevy es el gerente de Winters. Lo nombró hace seis meses el alcalde que fue elegido por voto popular para un periodo de cuatro años. “El día que al Alcalde de la ciudad no esté contento con mi gestión, o los ciudadanos se quejen, me echan”, dice el funcionario, economista con maestría y especialización en gestión pública, quien recorre su ciudad en blue jean y tenis, juega golf y coordina una nómina de 20 funcionarios.

El Alcalde de la ciudad se encarga de manejar las relaciones con los políticos, no más. Para desentenderse de la gestión pública, escogió a Donlevy, y las cosas en este valle funcionan bien.

APOYO A MICROEMPRESAS


Para que más empresarios lleguen a esta tierra fértil, la estrategia de la ciudad consiste en la reducción de impuestos y trámites, explica Donlevy, el gerente.

Luciana Moreno nació en Argentina y, junto a su esposo, oriundo de Winters, tienen un cultivo de uvas de unas 20 hectáreas con el que se fabrican los vinos Turkovich.

Ya han desarrollado seis modalidades diferentes de la marca. Todos sus procesos están altamente tecnificados y por ahora no piensa en exportar más allá de Estados Unidos, pues ese representa un mercado de alta demanda.

“Nuestro negocio crece porque la mano de obra es barata, porque la ciudad nos da la oportunidad de crecer como empresa”, cuenta Luciana.

La casa Turkovich abrió hace poco un punto de venta en las calles de Winters. Los clientes llegan allí y tienen la opción de degustar a través de catas con expertos la variedad del sabor de este vino californiano. “Esta es una región a la que se accede por varias carreteras. Nuestra empresa tiene potencial de crecimiento porque la ciudad nos ofrece todo. Estamos invirtiendo en tecnología 4G para que los cultivos tengan un mejor seguimiento en etapas específicas”, dice Moreno, y agrega: “Si así fueran las ciudades pequeñas, no habría tanta pobreza en el campo de Latinoamérica”.

Winters

jaivia@eltiempo.com
California (EE. UU.)

Comentarios

Entradas populares