Energía nuclear, una opción de sostenibilidad para el futuro

Algunos expertos consideran que el país no podrá seguir manteniendo su matriz energética con agua en un futuro.
Estudios en materia energética, han comprobado que la operación eléctrica detrás de las hidroeléctricas es altamente productora de CO2. “No es una energía 100 % limpia y el mundo cada vez necesita emitir menos este compuesto”, señala Manuel Guzmán, director de Klimaforum Latinoamerica Network (KLN).

Expertos han advertido que no es sano depender tanto del agua, ya que es probable que el país vuelva a afrontar un racionamiento como el de los años noventa, debido a fenómenos como el de El Niño.

En consecuencia desde ya diferentes expertos han planteado que desde ya Colombia comience a contemplar la posibilidad de prepararse desde ya en materia de infraestructura, capacitación u operación para la generación de energía nuclear.

“Se debe iniciar un proceso que pasa por lograr la infraestructura necesaria, la capacitación de las personas y la transferencia tecnológica, lo cual conlleva al uso seguro de materiales y a procesos de diseño de construcción del proyecto, hasta que finalmente se obtiene la primera planta nuclear”, explica Fernando Mosos, director de Asuntos Nucleares del Grupo de Seguridad Nuclear del Servicio Geológico Colombiano.


Como

Colombia cuenta desde el año 1965 con un reactor nuclear. Mientras en Europa y Asia han experimentado con esta energía, el país solo ha hecho un uso limitado del aparato.

El Gobierno de Estados Unidos lo donó para desarrollar investigaciones, pero cuando desapareció el Instituto de Asuntos Nucleares, en 1997, el artefacto fue transferido a Ingeominas. Desde entonces permanece allí para Geoquímica forense, investigación de hidrocarburos, caracterización de muestras geológicas y análisis de minerales radioactivos.

Según eso, Colombia está a varias generaciones de tener una planta nuclear. Un craso error para algunos expertos porque el país no puede seguir manteniendo su matriz energética con agua. Al final de esta década, el 80 % de la energía tendrá como base el preciado líquido.

 
El debate

Se ha comprobado que la operación eléctrica detrás de las hidroeléctricas es altamente productora de CO2. “No es una energía 100 % limpia y el mundo cada vez necesita emitir menos este compuesto”, señala Manuel Guzmán, director de Klimaforum Latinoamerica Network (KLN).

La información suministrada por la oficina de comunicaciones de la Universidad Nacional, se pública en un momento en el que hay diferentes posiciones sobre un tipo de energía que causa polémica en el mundo y que ahora se vislumbra como una posible alternativa en el futuro de Colombia.

Esta clase de energía es solo uno de los temas que se tratarán en la próxima Escuela Andina de Física Nuclear, organizada por la Universidad Nacional de Colombia y la Universidad de los Andes, en cooperación con la Agencia Internacional de la Energía Atómica y el Servicio Geológico Colombiano.

Entradas populares