Panorama del consumo de tabaco

ElColobiano.com

Si con el cigarrillo solo unos pocos fueran los afectados, hablar de epidemia no sería la opción. Pero el panorama es otro. Hoy, el consumo de tabaco es la principal causa prevenible de defunción en el mundo, que mata a uno de cada 10 adultos. Los niños aunque no consuman tabaco, son afectados, pues se calcula que casi la mitad de ellos respira normalmente aire contaminado por su humo en lugares públicos.

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, “en los adultos, el humo ajeno causa graves trastornos cardiovasculares y respiratorios, en particular coronariopatías y cáncer de pulmón. Entre los lactantes causa muerte súbita. En las mujeres embarazadas ocasiona bajo peso ponderal del recién nacido”.

Estas son razones para hablar del tabaquismo como epidemia. Y si en los fumadores aún faltan motivos para abandonarlo, aquí van más: por comparación con las mujeres que no fuman, las fumadoras tienen más probabilidades de sufrir esterilidad y problemas para concebir. Fumar durante el embarazo aumenta los riesgos de parto prematuro, mortinato y muerte del recién nacido, y puede disminuir la producción de leche materna. El tabaquismo aumenta el riesgo de muchos cánceres de la mujer, en particular el del cuello uterino.

¿Y en los hombres? Disfunción eréctil, impotencia e infertilidad. De seguir, la lista sería interminable, por esa razón, el mundo entero se une hoy a la lucha contra el tabaco, dado que quienes lo consumen mueren prematuramente, privan a sus familias de ingresos, aumentan el costo de la atención sanitaria y dificultan el desarrollo económico.

Así las cosas, señala la OMS que de no tomar medidas urgentes, el consumo de tabaco podría matar a casi 8 millones de personas cada año de aquí a 2030, y 2,5 millones de ellas serían mujeres.

El asunto de la ilegalidad del tabaco es otro flagelo sobre el que se busca generar conciencia. Al respecto la Organización Panamericana de la Salud, OPS, advierte que el comercio ilícito de tabaco ofrece productos a precios bajos, posibles al evitar los impuestos del gobierno a través del contrabando, la fabricación ilícita y la falsificación. “La posibilidad de comprar tabaco a precios más baratos incita a la formación de consumidores cada vez más jóvenes”

Entradas populares