Adicciones: ¿qué pasa en Antioquia?

El reloj marcó las 7:45 a.m. Fue un día caluroso de inicios de julio, en el que desde tempranas horas los rayos de sol llenaron de vida y luz la mayoría de los rincones de la E.S.E. Carisma.

Allí, unas 14 personas entre jóvenes y adultos jugaban un partido de voleibol. Algunos, con más voluntad y energía que otros, hacían esfuerzos por no dejar caer la pelota en su campo de juego.

El partido no hizo parte de una competencia local, fue una actividad dentro de la terapia que reciben los pacientes del hospital, ubicado en Belencito Corazón, Occidente de Medellín.

Niños, jóvenes y adultos que buscan superar sus adicciones en el centro de atención y rehabilitación integral en salud mental. Carisma ha recibido niños de 13 años en busca de rehabilitación.

Los datos más recientes sobre el consumo en los escolares en Antioquia son de 2011 y fue un análisis comparativo entre 2007-2011, en alumnos de instituciones públicas y privadas. El estudio se realiza cada cuatro años y en este 2015 se espera iniciar la nueva encuesta.

El sondeo comparativo fue adelantado por la Secretaría de Salud y la Gobernación de Antioquia.

La investigación resaltó que en 2011 Antioquia superó los niveles de consumo nacional y en algunos casos internacional.

El único indicador por debajo del promedio fue el bazuco, que en el departamento alcanzó el 1,5 % y en el país se ubicó en 3 %.

La sustancia más consumida por los escolares fue el alcohol (68,1 %), el tabaco (28,7 %) y la marihuana y derivados (11,3 %). Entre tanto, registraron menor uso entre los escolares el 2cb y el LCD con 0,8 %.

Los escolares ubicados en el Valle de Aburrá, Norte y Urabá fueron los que consumieron más marihuana en el departamento, con índices de 11,3 %, por encima del promedio departamental.

En el consumo de cocaína, el Norte (11,4% ) y Magdalena Medio (6%) fueron las regiones con guarismos superiores al promedio del departamento: 5,1%. Magdalena Medio, Nordeste y Norte, fueron las subregiones con mayores escolares consumidores de alcohol en el periodo analizado. Por debajo estuvieron Suroeste, Bajo Cauca y Oriente.

De igual forma, el informe reveló que el padre en el hogar es “un ejemplo” a seguir en el consumo de alcohol.

Drogas en población general


La marihuana lideró en 2010 el consumo de drogas ilegales en antioqueños entre 9 y 79 años. Además el 57,2 % respondió haber consumido cocaína alguna vez en la vida; basuco el 64,7% y éxtasis 53,6. Datos de la encuesta de hogares Antioquia 2010.

En Medellín, según datos de la Secretaría de Salud, se registraron 1.870 casos en el centro de atención de drogas, entre el primero y el 31 de diciembre de 2014.

Según el estudio de salud mental Medellín 2011-2012 el barrio Santa Cruz (10,6%) lidera el consumo de marihuana. Seguido por Aranjuez (7,2%). La cocaína y sus derivados se consumieron mayoritariamente en Villa Hermosa (2,9%) y San Cristóbal (2,4%).

Prevención y mitigación

Dicen los expertos que los estudios muestran cuáles estrategias deben enfatizarse y cuáles modificarse para cambiar las tendencias y evitar que las cifras sigan en aumento.

Carolina Uribe Botero, sicóloga de la E.S.E Hospital Carisma explicó que son varias las tácticas. En prevención en el Departamento se desarrolla la estrategia habilidades para la vida con el fin de fomentar estilos de vida saludable y la prevención del consumo de sustancias sicoactivas. En Mitigación se trabaja en la reducción de daños. La idea es invitar por ejemplo, a los mayores de edad al consumo responsable del alcohol.

Consumo temprano


La edad promedio para inicio de consumo fue entre los 12 y 15 años, según el estudio en los colegiales antioqueños. Rango que cambió según la droga: alcohol (12,7 años), tabaco (12,47 años), marihuana y derivados (13,79 años), bazuco (13,41 años), inhalantes (13,02 años) y cocaína (14,23).

Consumir sustancias sicoactivas y alcohol a temprana edad es negativo para la salud según los expertos. La sicóloga Carolina Uribe, recordó que se producen alteraciones físicas porque el cuerpo está en proceso de maduración.

Santiago Duque, siquiatra, explicó que “las neuronas son como árboles. Es como si usted le diera duro a un árbol desde pequeño. Pueden presentarse deterioros mental, congnitivo y de control de impulsos y, dificultades de concentración”. El siquiatra agregó que la familia muchas veces tiene algún tipo de disfunción. Duque invitó a las familias a consultar con expertos, porque existe mucha desinformación, especialmente en las redes sociales.

Entre tanto, Hugo Gallego Rojas, toxicólogo clínico, indicó que el concepto es más amplio ya que existen conductas adictivas, personas adictas al juego, a la tecnología y a las compras. “Se desarrollan conductas y no necesariamente adicciones a sustancias”. Añadió que algunos jóvenes están más de 14 horas diarias conectados al internet, no duermen y luego toman energizantes para mantenerse despiertos.

El tema es complejo y para los expertos se requiere más atención por parte de la familia y de las autoridades para no seguir cediendo terreno ante el flagelo.

Por martha arias sandoval
ElColombiano.com

Entradas populares