Conozca los municipios con más deudas en Antioquia

La advertencia fue contundente: si las administraciones de 20 municipios con alto déficit fiscal no emplean programas financieros voluntarios y de saneamiento, la Asamblea departamental podría intervenirlos.
Ese llamado, del Departamento Administrativo de Planeación, fue más puntual para cuatro localidades, Caramanta, Toledo, Cáceres y Tarazá que incumplieron el indicador de Ley 617 de 2000.
El indicador de Ley 617, que establece la viabilidad financiera de los entes territoriales se mide teniendo en cuenta los gastos de funcionamiento de los municipios y los ingresos corrientes de libre destinación, como los obtenidos por sobretasa a la gasolina e impuestos predial y de industria y comercio.
Según, María Eugenia Ramos, directora de Planeación, si bien el incumplimiento no es consecutivo, es necesario que las localidades que puntean la lista tracen la ruta para que los alcaldes elegidos para el próximo período gubernamental 2016-2019 puedan cumplir con este indicador.
Añadió que la división entre los gastos de funcionamiento y los ingresos corrientes arroja un porcentaje que de acuerdo con la Ley 617, y con la categoría del municipio, no puede exceder un tope, en el caso de los cuatro municipios que incumplieron, el tope era del 80 por ciento.
“Si un municipio, durante dos vigencias, incumple la ley ya es la Asamblea, mediante ordenanza, quien impone los planes”, indicó la funcionaria, en tanto acotó que el tope del indicador es el resultado de la división entre los gastos de funcionamiento y los ingresos corrientes.
El análisis también reveló que Argelia, Campamento, Cocorná, Entrerríos, Fredonia, Gómez Plata, Granada, Guadalupe, Montebello, Mutatá, Nechí, Sabanalarga, Salgar, San Andrés de Cuerquia, Yalí y Zaragoza, están cercanos al límite del indicador.
Reparos a reporte de déficit
Para el diputado Adolfo León Palacio, el déficit de Caramanta y los otros municipios de la lista es producto, en alogunos casos, del aumento de gastos de funcionamiento y la carencia de una administración tributaria eficiente.
“No ejecutaron cobros coactivos y eso, a veces, tiene ingredientes de corrupción porque el alcalde no cobra buscando popularidad política”, concluyó.

Entradas populares