“Jóvenes deben empoderarse más”: Lula da Silva

Cuando desconfíe de todos los políticos, cuando ninguno lo llene de esperanza, todavía hay un oportunidad, entre usted a la política”, le aconsejó el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva a los jóvenes, que representan el 70% de los inscritos, asistentes a la VII Conferencia latinoamericana y caribeña de Ciencias Sociales, que se realiza por estos días en Medellín.

Lula da Silva, quien se ha convertido en un fenómeno mediático por ser el primer presidente obrero de su país, explicó que no fue fácil para él llegar hasta ese punto, que fueron muchos años de trabajo arduo y que su sueño en un principio no fue llegar a la Presidencia sino luchar porque hubiera más equidad en su entorno.

“Yo nací en una familia pobre, apenas terminé la escuela y no tuve acceso a la universidad porque me estaba esperando un puesto de trabajo como tornero mecánico”, recordó el expresidente y agregó que sin embargo fue el presidente que más universidades construyó.

Para él la educación es una obsesión: “En mi país, como en muchos otros, el acceso a la educación, especialmente a la universidad, era la peor forma de excluir a los pobres, de mantener el dominio de las élites, era la mejor herramienta para la perpetuación de la riqueza”, explicó además que mientras en Latinoamérica se crearon las primeras universidades en 1520, la primera universidad brasileña fue creada en 1922, “hace menos de un siglo, lo que demuestra que a la élite nunca le gustó apostarle a la educación de la plebe”.

“Pero más atrasadas fueron las élites que alejaron a los pobres de la educación... más atrasados son los que creen que puede haber democracia sin justicia social. Esa es la injusticia histórica de este continente”.

Y entendiendo eso fue que Lula da Silva en sus dos periodos de gobierno del 2003 al 2010 creó 18 universidades públicas, 173 nuevos campus universitarios, amplió el acceso a la educación y generó opciones de financiamiento de la educación a las familias más pobres.

“Invertir en educación no es un gasto, es una inversión absolutamente necesaria si queremos dejar de ser un país exportador de commodities para ser una país líder en exportación de conocimiento”, afirmó Lula da Silva.

Sin haber pasado por la universidad, y después de demostrar sus capacidades como presidente de su país, y de su arduo trabajo a favor de la justicia social, el 7 de junio de 2013, Luiz Inácio Lula da Silva fue investido como Doctor Honoris Causa por la Universidad Andina Simón Bolívar y por Escuela Superior Politécnica del Litoral en acto celebrado en la Sala Capitular del Convento de San Agustín en la Capital de la República y el 23 de abril de 2014 fue proclamado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Salamanca, España.

“Egregio señor, te admito e incorporo al colegio de doctores de la Universidad de Salamanca, con todos los honores, libertades, exenciones y privilegios de que gozan y pueden gozar los demás doctores, en la Universidad de Salamanca y en cualquier lugar del orbe”, rezaba su última proclamación.

El gran salón de Plaza Mayor no tuvo un sólo puesto vacío e incluso las graderías de afuera de la Caja de Madera estuvieron llenas de personas viendo la conferencia en la pantalla gigante dispuesta para ello, y muchos otros seguían la transmisión en la televisión local.

Entradas populares