Ser o no ser

Dicen que las personas no son todas iguales ¿no? Que hay algo que los diferencia, algo que nos diferencia a los unos de los otros porque se supone hay infinitos tipos de personas. Con esto se refiere a que hay personas para salir, para contarle tus intimidades, para reír, llorar, beber...¿entiendes? Como también los hay para vivir los momentos más intensos de tu vida, personas que te quieren, que nunca se irán. Personas interesadas, hipócritas, creídas... Personas estúpidas, sin inteligencia, sin ganas de vivir la vida e intentaran arruinar la tuya… También los hay que entre más lejos mejor, o entre más cerca mejor. Los hay de los que solo te pueden llegar a fastidiar la vida, como los que pueden llevar tu ego hasta la más intensa felicidad. Existen otro tipo de ellas que vienen en un pack y tienen una mezcla de todo un poco encima.
Pero, ¿sabes qué?, eso son sólo etiquetas, solamente etiquetas para diferenciarnos a los unos de los otros. Y es que no estamos predeterminados a ser un tipo de persona, sino que tú, con tus actos, palabras, intenciones, sentimientos... eliges.

Cada persona elige por si misma de qué tipo quiere ser.

Entradas populares