Un compromiso de EPM con la sostenibilidad: 131 familias estrenaron casa con el programa Aldeas

 • El programa Aldeas espera beneficiar a cerca de 10.000 personas en zonas rurales de 22 municipios antioqueños

• El programa prevé construir 1.964 viviendas al finalizar las cuatro fases

• Aldeas emplea la madera madura de los embalses de EPM para construir viviendas destinadas a familias con vulnerabilidad socioeconómica 


Otras 131 familias que viven en zonas rurales de seis municipios de Antioquia hicieron realidad su sueño de tener casa propia, gracias al programa Aldeas de EPM que busca aportar a la calidad de vida de las comunidades en condición de vulnerabilidad socioeconómica.

El programa Aldeas fue creado por EPM con el propósito de darle un valor social a la madera que completa su ciclo de maduración en las 4.000 hectáreas de bosque plantadas por la empresa alrededor de sus embalses. Con esta madera se construyen viviendas para familias vulnerables que habitan en los territorios donde EPM tiene presencia, para contribuir a la construcción de territorios sostenibles y competitivos.

De las 131 viviendas entregadas en diciembre pasado, de la fase 4 del programa, 15 están ubicadas en nueve veredas del municipio de San Vicente Ferrer, 15 en cuatro veredas del municipio de Alejandría -en el Oriente antioqueño-, y 30 en 10 veredas del municipio de Amalfi, en el Nordeste. Las demás viviendas se encuentran en el Norte de Antioquia, en la zona de influencia del Proyecto Hidroeléctrico Ituango. De estas, 33 viviendas fueron construidas en una vereda y un corregimiento del municipio de Valdivia, 18 en dos veredas del municipio de Toledo, y 20 en 12 veredas y un corregimiento del municipio de Peque.

Las viviendas, de 62 metros cuadrados construidos, constan de zona social, comedor, tres habitaciones, cocina, zona de ropas y un baño.

El programa Aldeas ha logrado articular y unir voluntades público-privadas, entre los que se destacan los recursos aportados por la Empresa de Vivienda de Antioquia (Viva) y las administraciones locales, que han hecho realidad que más familias puedan tener su casa propia, en un aporte al desarrollo de las regiones y al bienestar de sus habitantes.

En la primera fase del programa Aldeas se entregaron 321 viviendas en los municipios de Belmira, San Luis, San Rafael, Necoclí y San Carlos, beneficiando a 1.605 personas. En la segunda fase se construyeron 238 casas en el corregimiento Bolombolo, del municipio de Venecia, en la urbanización Miraflores, aportando a la calidad de vida de 1.190 personas damnificadas de la ola invernal que azotó al país y particularmente a esa zona del departamento en 2010 y 2011.

Precisamente, la urbanización Miraflores edificada con aportes de la Corporación Antioquia Presente, Viva, la Fundación Argos, la Fundación Berta Martínez de Jaramillo, la Fundación Fraternidad Medellín, la Fundación Sueños por Colombia, el Municipio de Venecia, la Fundación Sofía Pérez de Soto, Londoño Gómez S.A., Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio y el Grupo EPM ganó en 2014 el premio de la Bienal Colombiana de Arquitectura en la categoría Vivienda colectiva.

En la tercera fase se instalaron 460 viviendas, que favorecieron aproximadamente a 2.300 habitantes de los municipios de San Andrés de Cuerquia, Briceño, Yarumal, Concepción y Yolombó. En Apartadó, Turbo, Neoclí y Dabeiba se avanza actualmente en la construcción de 287 viviendas indígenas en el marco de un convenio interadministrativo de cooperación con la Empresa de Vivienda de Antioquia (Viva) y el Banco Agrario de Colombia, para el programa estratégico denominado “Atención a beneficiarios del Ministerio de Defensa”.

En la cuarta fase se construirán 658 viviendas, con las cuales se completarán 1.964 viviendas y cerca de 10.000 personas serán beneficiadas con el programa en 22 municipios antioqueños, con una inversión por parte de EPM de $48.106 millones.

Comentarios

Entradas populares