Partido Liberal de caida en caida

¿En Cuerquia que pensaran los Liberales?

Un melancólico, triste y terrible espectáculo dio el liberalismo antioqueño, o lo que queda de él, con motivo de la Asamblea Municipal de Medellín y su homóloga Departamental de Antioquia de esta colectividad y que se debieron realizar el pasado domingo, como pasos previos y obligatorios al Congreso Nacional en dos semanas en Bogotá.

Estos certámenes partidistas territoriales se tenían que realizar en todo el país para comenzar a ajustar a esta formación partidista al fallo del Consejo de Estado, que declaró ilegal la reforma estatutaria que se adelantó en el 2011 para cambiar parte de los estatutos que se aprobaron a principios de siglo mediante una constituyente liberal.

El excongresista Ramón Elejalde, el diputado Luis Carlos Ochoa y el militante Jairo Gallego coincidieron en afirmar que las dos asambleas no cumplieron con el quórum requerido por lo cual no se pudo deliberar ni decidir absolutamente nada de nada.

La Departamental

La Asamblea Liberal Departamental de Antioquia fue igualmente otra enorme frustración.
Estaban habilitados para conformarla 716 liberales antioqueños y sólo aparecieron 225 por lo cual no se pudo realizar.

Lo anterior implica que este partido sigue a la deriva sin directiva regional que al menos haga alguna cosita o intente trabajar.
Y mucho menos se logró elegir o designar a los delegados liberales por esta región, a excepción de los que pueden por tener derecho propio, al Congreso Nacional a llevarse a cabo en quince días.
Los liberales que asistieron se quedaron haciendo reflexiones que poco aportan.

Consecuencias
Muchas implicaciones y realidades tiene el fracaso organizativo del liberalismo antioqueño. Primero que todo lo ocurrido el domingo es culpa de todos los grupos en esta región y producto de la pobre convocatoria de un partido parlamentarizado y sin bases organizadas y desorientadas.
También se notó que el pueblo liberal de Antioquia y Medellín está totalmente desanimado. Y por qué, pues su dirigencia sí es muy brillante a la hora de liquidar aspiraciones liberales, como lo ocurrido el año pasado en los comicios de Medellín y de otras municipalidades antioqueñas, en las cuales prefirieron apoyar a candidatos de otros colores por conveniencias e intereses personales, que sacar adelante a los propios de su colectividad a los que ven como enemigos acérrimos.

elmundo.com

Entradas populares