Pipetas: peligro latente

Aunque sean negocios informales, las ventas de comida que usan gas propano deben cumplir algunas normas que garantizan seguridad.
Las autoridades consideran que debería convertirse en uno de los elementos de mayor cuidado para todos los comerciantes que usan pipetas para cocinar sus productos.

La ley (puntualmente la Resolución 80505 de 1997, expedida por el Ministerio de Minas y Energía) exige que no haya cilindros de gas en las zonas donde hay clientes. “Pero por las condiciones económicas actuales sabemos que eso se hace más difícil de cumplir, especialmente en las ventas ambulantes”.

Los bomberos deben realizar controles periódicos en eventos masivos y en zonas de comercio informal, con el fin de prevenir riesgos. “Se trata de un gas comprimido que es tóxico y que tiene riesgo de expansión súbita. 
Los riesgos se ven disminuidos si se cumple con las recomendaciones de seguridad.

¿Qué debe tener una buena instalación de gas?
  • Verifique que el cilindro de gas esté en buenas condiciones: que no tenga corrosión (óxido) en la base, que la válvula no tenga averías y gire sin dificultad; y que esté identificado por el distribuidor.
  • Las conexiones y mangueras deben ser homologadas; es decir, al momento de comprarlas debe cerciorarse de que sean las autorizadas por ley. Para comprobarlo puede revisar los textos en relieve que traen y que explican qué normas técnicas cumplen.
  • La instalación debe estar en buen estado: la manguera no puede estar doblada, ni pisada, ni expuesta al tráfico, pues eso podría deteriorarla. Si es posible, hágala canalizar.
  • El punto de cocción debe tener buenas condiciones de higiene. Los restos de alimentos y aceites hacen que se genere una llama amarilla que es más riesgosa para el usuario.
  • En la medida de lo posible, ubique la pipeta de gas a unos cuantos metros de las llamas. Eso disminuirá los riesgos de accidentes.
centropolismedellin.com

Entradas populares