Unos 55.000 menores trabajan en Antioquia

En el Área Metropolitana 35.000 menores se privan de la infancia por laborar. El agro y la minería son los principales patronos. Foto Archivo

Por martha arias sandoval | El Colombiano

Un menor que trabaja perpetúa en su familia la pobreza, no recibe la formación necesaria para su plan de vida, crece con frustraciones y se afecta en su desarrollo personal.

En Medellín y el Valle de Aburrá 35.000 menores entre los cinco y los 17 años trabajan según el Dane. Además, 25.000 realizan oficios en el hogar. En Antioquia la cifra es cercana a los 55.000 y en Colombia son mas de un millón.

Los datos oficiales revelan que la mayoría de los menores que trabajan son hombres (600.000 país) y que en el Departamento realizan trabajos en minería y sector agrícola, principalmente.

Isabel Cristina Carvajal, funcionaria de la Gobernación, reveló que se trabaja conjuntamente con las alcaldías de Segovia, Zaragoza, Amagá y Santa Fe de Antioquia. De igual forma, se adelantan estrategias con algunas municipalidades del Suroeste Antioqueño, porque algunos infantes trabajan en la recolección de las cosechas “porque les toca”. Se busca impactar asimismo, el Nordeste y Occidente.

Investigaciones realizadas revelan que el 40% de los menores trabaja por necesidades, deben llevar sustento a los hogares. Otro 40%, lo hace por la satisfacción de tener dinero en sus bolsillos y porque se siente productivo.

Los estudios revelan que los menores se desempeñan en el país en labores relacionadas con agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca con el 36,1%, mientras que el 32,1% se desempeña en comercio, hoteles y restaurantes.

La alta informalidad contribuye a incrementar las cifras, pues los patronos recurren a mano de obra barata. Se calcula que en las zonas urbanas la informalidad es del 60%.

La problemática que no es nueva, busca ser enfrentada por un trabajo conjunto e interdisciplinario. Un convenio del que forman parte la Alcaldía de Medellín, la Gobernación, Mintrabajo y el Icbf, entre otros.

No obstante, según Luis Bernardo Vélez, secretario de Inclusión Social de Medellín, es necesario generar fuentes de empleo para los padres, para que la situación económica de los hogares no impulse a los menores al trabajo.

Sergio Ignacio Soto, gerente de Fenalco Antioquia, dijo que generalmente el menor recibe menos del salario mínimo y no cuenta con los beneficios de ley ni aportes a la seguridad social. “Hay evasión, elusión e incumplimiento del marco normativo”, sostuvo Soto. Las estadísticas señalan que el 44.6%, es decir, la mayor proporción de niños trabajan sin remuneración.

Vélez, sostuvo que las estrategias, acciones y actividades deben buscar que el niño no llegue a la calle.

Gabriel Jaime Urrego, funcionario del Ministerio de Trabajo, reveló que en Antioquia, en el 2015 se recibieron mil solicitudes para autorizar trabajo infantil. De ellas se aprobaron 900 y se revocaron 100. No obstante, la cifra de explotación laboral es mayor, porque el informal no hace la solicitud.

Isabel Cristina Patiño, directora (e) Icbf Antioquia, reveló que a la regional solo han ingresado 13 casos, pero cuando se indagan otras vulneraciones de los derechos se encuentra el trabajo infantil.

Martha Cecilia Acosta, inspectora de Mintrabajo, puntualizó. “muchos de los chicos que comienzan a trabajar desde temprana edad no llegan a una U, se quedan trabajando y eso genera más pobreza. No mejoran su nivel de vida, porque se estancan al empezar a trabajar desde tan jóvenes.

Entradas populares