Gobernación buscará blindar 25 municipios tras salida de las Farc

Para las Autoridades de Antioquia es una preocupación constante lo que pueda pasar con las zonas donde históricamente han hecho presencia las Farc. Por eso desde ya se buscan alternativas para copar con institucionalidad esas regiones donde por muchos años la única “autoridad” fue ese grupo guerrillero.

La primera acción oficial ocurrió en el corregimiento de La Granja, en Ituango, donde según el gobernador Luis Pérez Gutiérrez, los guerrilleros del frente 18 de las Farc ya se movilizaron para la vereda Santa Lucía, una de las zonas veredales transitorias de normalización. Ahora, la Gobernación de Antioquia anunció la intervención en 25 mu1nicipios en cuyas zonas rurales había presencia de las Farc y donde puede existir algún riesgo por la llegada de otros grupos ilegales.

“Es un plan de convivencia ciudadana que se va a hacer por cada uno de estos sectores. Es integral para que ayude a proteger los derechos de los civiles y a su vez se hagan planes de convivencia para lograr una armonía y equilibrio en la comunidad para evitar que entren fuerzas al margen de la ley. Así podremos llegar con más institucionalidad. La idea es estar con todas las competencias de la Gobernación de Antioquia”, explicó Victoria Eugenia Ramírez, secretaria de Gobierno departamental.

Amalfi, Briceño, Valdivia, Tarazá, Anorí, El Bagre, Zaragoza, Cáceres, Remedios, Segovia, Campamento, Urrao, Yarumal, Caucasia, Dabeiba, Mutatá, Apartadó, Carepa, San Pedro de Urabá, Turbo, Chigorodó, Ituango, Nechí, Murindó y Vigía del Fuerte, son los municipios donde las autoridades adelantarán el plan de seguridad y convivencia.

Gladis Rebeca Miguel es la alcaldeza de Tarazá, y aplaudió la intervención anunciada. Argumentó que “hay muchas necesidades en esas zonas donde hay grupos armados ilegales y por eso se requieren vías y proyectos productivos. Pero creemos que si hay intervención oficial, la gente va a rechazar cualquier grupo ilegal que tenga intención de entrar”. 

Tratamiento especial


De los 25 municipios, Nechí y Briceño tendrán un tratamiento especial. Según la Gobernación de Antioquia, en un principio, Nechí no estaba en la lista. Sin embargo, la secretaría de Gobierno cree que en esa localidad se requieren intervenciones en la zona cercana a la frontera con Bolívar y Córdoba por “existir un tránsito de ilegalidad importante”.

En Briceño, donde el gobernador denuncia que hay una clara división de terrenos entre las Farc, las bandas criminales y el Estado, se pedirá a la Presidencia de la República una intervención especial, con más hombres de la Policía.

“Queremos que en Briceño también exista un plan de seguridad y convivencia. No podemos dejar que esta población se convierta en un símbolo internacional de una actividad que no se ha realizado. Allá el desminado todavía no esta culminado. En esa zona hay unas 13 veredas en manos de las Farc, 13 veredas en manos del ‘Clan del Golfo’ y 13 veredas en manos del Estado. Queremos que todo Briceño quede en manos del Estado. Requerimos una policía nueva y se la vamos a solicitar al presidente Juan Manuel Santos”, dijo el gobernador Luis Pérez Gutiérrez.