"Se acaba de cumplir el primer pacto de La Habana, la expulsión del Procurador": Alejandro Ordóñez

En medio de aplausos fue recibido el procurador General, Alejandro Ordóñez Maldonado por parte de sus funcionarios. El jefe del Ministerio Público llegó al que será su último discurso en compañía de su esposa al cuarto piso de la sede del órgano que presidió durante siete años y medio.

Visiblemente acongojado por la decisión de la Sala Plena del Consejo de Estado que anuló su reelección como Procurador General, Ordóñez Maldonado aseguró que la acata, respeta pero no comparte. Pese a esto aseguró que no interpondrá recurso alguno ni acudirá a organismos internacionales.

“Se acaba de cumplir el primer pacto de La Habana, la expulsión del Procurador”, aseguró Ordóñez
al inicio de su discurso de despedida. Inmediatamente fue interrumpido por una ola de aplausos por parte de sus familiares y funcionarios que lo acompañaban. “Respeto y acato la decisión del Consejo de Estado”.

“Soy un hombre de Estado, defensor de las instituciones. No comparto la decisión pero la respeto por tratarse de uno de nuestros máximos tribunales, del cual además fui magistrado. Por mi talante no interpondré recurso alguno contra la sentencia, no presentaré tutelas ni acudiré a organismos internacionales, simplemente la acepto con resignación cristiana”, precisó.

Para Ordóñez Maldonado esta decisión es producto de las presiones hechas por el presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc. “Estaban ansiosos de liberarse del Procurador. Comprendo el odio de ‘Timochenko’ y el resentimiento de Juan Manuel Santos. He sido como lo ordenó la Constitución muy riguroso en el cumplimiento de mis funciones”.

En su discurso, que no duró más de cinco minutos, el saliente Procurador General reiteró sus cuestionamientos a los acuerdos firmados en el proceso de paz en La Habana (Cuba). Por estos cuestionamientos, indicó, se presionó su salida puesto que no querían que siguiera cuestionando todo.

“Un Procurador de bolsillo le hubiera dicho sí a todo con la excusa de la paz, pero la paz no lo justifica todo. No justifica premiar a los responsables de miles de crímenes de lesa humanidad, no justifica un golpe de Estado contra la Constitución, no justifica que un presidente haga lo que se le dé la gana. Presionaron mi salida por decir “no a la impunidad”, por repudiar que se le otorgue el derecho a gobernar a Colombia a perpetradores de atrocidades, por oponerme al rompimiento del orden constitucional, defender la vida y la familia”, aseguró antes de ser interrumpido por otra lluvia de aplausos.

Finalmente reiteró sus observaciones al plebiscito por la paz, señalando que no se pueden permitir las presiones indebidas para que los ciudadanos voten por el Sí y por el No. “Sacan al procurador, para dejar sin control al Gobierno en medio de la campaña del plebiscito (…) Los colombianos deben defender su derecho a decidir y no someterse al miedo, ni al chantaje”.

“¡Me voy contento, me voy tranquilo y con la satisfacción del deber cumplido! Muchas gracias a todos los colombianos que durante estos años de dura labor me manifestaron su aprecio, su cariño, su apoyo. Muchas gracias a los funcionarios de la Procuraduría por su trabajo y dedicación”, concluyó.

Con 14 votos a favor, la Sala Plena del Consejo de Estado tumbó este miércoles la reelección de Alejandro Ordóñez Maldonado como Procurador General de la Nacion. El alto tribunal aceptó los planteamientos de la ponencia presentada por la magistrada Rocío Araújo quien argumentó que se presentaron graves fallas en la postulación y elección del abogado santandereano como jefe del Ministerio Público.

Después de seis meses de estudio, la Sala Plena apoyó mayoritariamente la citada ponencia. El máximo tribunal de lo contencioso administrativo determinó que la figura de la reelección del Procurador General no existe ni en la Constitución Política de 1991 ni en la ley hecho por el cual Ordóñez Maldonado no podía ser postulado ni elegido para ocupar el cargo para un segundo período consecutivo.

Éste fue el argumento clave para considerar que la elección de Ordóñez Maldonado por parte del Senado el 27 de noviembre de 2012 para asumir el cargo por segundo periodo consecutivo fue a todas luces ilegal puesto que esto no se podía avalar por parte del Congreso de la República. (Ver Ponencia en el Consejo de Estado pide anular reelección del procurador Alejandro Ordóñez)

Igualmente se determinó que existió una falla en su postulación como candidato por parte de la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia puesto que no se aceptó el impedimento presentado por tres magistrados que argumentaron que existía un conflicto de intereses ya que tenían familiares cercanos trabajando en la Procuraduría General.