Los tres mosqueteros del gobernador de Antioquia

alt-mosqueteros de antioquia
Tobón, Correa y Quintero al frente de las grandes obras.
Como en la novela de Alejandro Dumas, el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, tiene tres mosqueteros que en este caso no usan espadas ni libran duelos a muerte, pero trabajan de sol a sol para que los proyectos fundamentales se cumplan.
Mauricio Tobón, gerente del Instituto para el Desarrollo de Antioquia, IDEA,  ha sido la gran revelación del gabinete y el encargado de restablecer el trabajo conjunto y la confianza con todos los alcaldes. Suya es la responsabilidad de que se sienta y se vea la pujanza antioqueña, como en efecto viene ocurriendo.
Iván Correa de la Fábrica de Licores y Gilberto Quintero, de la secretaría de infraestructura, conforman el trío en referencia.

Las metas fueron claramente definidas por el mandatario:
-El Nuevo Ferrocarril de Antioquia, que contempla una vía ferroviaria entre La Felisa y Urabá y la rehabilitación parcial del Ferrocarril Amagá – Medellín y Medellín Puerto Berrío.
-La construcción y desarrollo del puerto de Urabá, que ha comenzado a conocerse como el puerto de Antioquia, con inversiones superiores a US$602 millones. Empresarios nacionales y del mundo han visto cómo se transforma en realidad este ambicioso proyecto, hasta hace poco una especie de monstruo imaginario.
-El tercer gran propósito es la pavimentación de por lo menos mil kilómetros más de vías secundarias y terciarias.
El gobierno de Luis Pérez y Mauricio Tobón, del IDEA, pretenden construir –además- pequeñas hidroeléctricas y trabajan en conjunto con los alcaldes en cuyas regiones resulte factible.
La financiación
El equipo liderado por Pérez madruga, trasnocha, trabaja los fines de semana y estructura los proyectos y su financiación.
La FLA (Fábrica de Licores de Antioquia) ha producido utilidades como nunca y tiene una meta inmediata de 1.2 billones de pesos.
El IDEA (Mauricio Tobón) tiene bajo sus hombros la realización de obras por 1.5  billones de pesos, que exigen operaciones financieras y flujos propios que los hagan posibles.

Luis Pérez y sus cambios en el gabinete

El gobernador Pérez lidera y presiona. Por estos días tramita la reestructuración de su gobierno y pidió días atrás la renuncia protocolaria de todos los funcionarios.
Ha dicho que se va a tomar un par de semanas para decidir, después de mirar si los indicadores impuestos se están cumpliendo, porque todos los funcionarios responden a tareas específicas y resultados medibles.
Sin embargo, se da por hecho que los tres mosqueteros –una especie de guardia pretoriana del gobernador- serán ratificados.
Antioquia se recupera de varias crisis económicas en su sector oficial, pero Pérez, después de denunciar los estragos recibidos, ha dicho que su obligación es recuperar el departamento y convertirlo en la gran locomotora nacional que ha sido siempre.