Nutabes de Sabanalarga exigen ser tratados como población indígena

El próximo viernes 11 de noviembre, el gerente de la sociedad Hidroeléctrica Ituango, Gustavo Ardila Vargas; la gerente Indígena de Antioquia, Llanedt Martínez Ruiz; el gobernador del cabildo nutabe, Eddi Sucerquia Feria, y los diputados que conforman la comisión accidental 317, visitarán el cabildo indígena nutabe, para conocer de primera mano la situación de la tribu, donde 65 familias han sido desplazadas por el proyecto Hidroituango.

Desde hace un año y medio la población nutabe, asentada en el corregimiento Orobajo, en el municipio de Sabanalarga, busca el reconocimiento del Estado como comunidad indígena, porque al momento de realizar los censos, antes de iniciar con el proyecto, se determinó que en esa zona no había nutabes.

Eddi Sucerquia Feria, gobernador del cabildo nutabe, explica que desde 2013 hay una problemática socioeconómica con el proyecto Hidroituango, por eso muchas familias han tenido que dejar su territorio.

“Se ha presentado una disyuntiva entre el cabildo e Hidroiuango debido a que el proyecto se aprovecha de una certificación que expidió el Ministerio del Interior, consulta previa en el 2008 y la ratificó el 15 de mayo de 2015, donde dice que en esta zona de influencia no hay asentamiento de la comunidad indígena nutabe”, dice Sucerquia Feria.

El gobernador indígena cuenta que a partir de lo sucedido el cabildo envió documentación al Ministerio del Interior, propiamente a la Dirección de asuntos Indígenas, ROM y Minorías, que es la competencia encargada de dar este certificado, para que revisen la presencia de esta comunidad desde hace más de 2.000 años. Por eso se realizan los estudios etnohistóricos, arqueológicos y antropológicos, para demostrar la presencia de esta comunidad.

“De forma intencional, el Ministerio del Interior está reteniendo ese concepto que necesitamos para concluir sobre la existencia o no de los nutabe y lo está reteniendo, porque tiene presiones encima del proyecto Hidroituango”, sustenta el gobernador.

Según Sucerquia Feria, de las 46 familias que debían ser indemnizadas, compensadas y reubicadas en calidad de población indígena, lo están haciendo en calidad de población general, para ahorrar recursos.

Por su parte, Llanedt Martínez Ruiz, gerente Indígena de Antioquia, indica que desde su despacho, están atentos a la problemática y van a participar de la visita programada para el próximo mes en el asentamiento de Orobajo.

“Es claro que de esta comunidad hoy no tenemos un reconocimiento ante el Ministerio del Interior, pero igual como responsable de todas las comunidades y de la población indígena, necesitamos que se llegue a un beneficio general, tanto para el proyecto como para las comunidades que han sido afectadas”, argumenta la titular.

El diputado del partido Verde e integrante de la comisión accidental, Saúl Úsuga Giraldo, comenta que el proceso ha ido avanzando a tal punto que se concertó con el Idea, la Gobernación y la gerencia de Hidrohituango, para solucionar la problemática expuesta por los nutabes.

“Hemos programado la visita al corregimiento en noviembre, para traer un estudio etnográfico, documentación y todos los insumos para seguir en el reconocimiento que ellos piden, porque hoy en el departamento solo se reconocen a 13 etnias”, concluye el diputado.

Entradas populares