Antioquia sembrará 1.224 huertas de autoconsumo

$ 37.620 millones, es el rubro destinado para ejecutar los grandes proyectos del agro antioqueño, que establece la creación de huertas caseras, el Pota y el mejoramiento del sector panelero.

Hace 50 años el campo concentraba el 70 por ciento de la población colombiana, hoy solo el 28 por ciento habita en zona rural. Una de las grandes apuestas de la Secretaría de Agricultura, que en la actualidad es materia de estudio en la Asamblea Departamental, es la creación de un fondo empresarial que permita la intervención de 80 mil hectáreas del campo.

Sin embargo, ya existe la ordenanza 14 de 2016, que aprobó la creación de la empresa industrial y comercial: Antioquia Siembra.


Jaime Garzón Araque, secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, explica que la propuesta es modificar la ordenanza inicial y cambiar la naturaleza jurídica de la empresa, que tendrá como presupuesto inicial 150 mil millones de pesos.

“La herramienta fundamental para ese fondo es el Pota, que va a permitir conocer las condiciones agroecológicas de cada uno de los suelos o de los predios de las regiones, además, nos va a decir qué podemos sembrar, cómo y cuándo y si debe ser un lineamiento de inversión del fondo”, indica el funcionario.

La modificación de la ordenanza busca que Antioquia Siembra deje de ser una empresa industrial y comercial del Estado y se convierta en un fondo administrado por la Secretaría de Hacienda y la Secretaría de Agricultura del departamento .

Huertas caseras


Según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane), entre el 2000 y 2014 la tasa de mortalidad por desnutrición en el departamento disminuyó en un 25 por ciento.

La meta es que en ninguna de las nueve regiones del departamento la población sufra necesidades por la escasez de alimentos, por eso un convenio interadministrativo entre la Secretaría de Agricultura, la Gerencia de Seguridad Alimentaria Maná y la Universidad Nacional, busca la creación de 1.224 huertas familiares de autoconsumo, dirigidas al público más vulnerable y a las víctimas del conflicto armado.

Un análisis de producción agroecológico, desarrollado por Leidy Johana Rojas, magíster en Administración de Empresas de la Universidad Nacional sede Palmira, determinó, a través de un estudio de campo desarrollado en Valle de Cauca en una ecogranja se puede alcanzar una rentabilidad del 47 por ciento de los costos de producción.

Es el caso de la familia Añasco Gutiérrez, que en un área menor a una hectárea, cuenta con 158 especies animales y 180 vegetales, que además de alimentarlos generan ingresos por 4 millones 815 mil pesos.

Marina Sánchez Prager, líder de la investigación, señala que la actividad económica y de desarrollo de la familia rural en Colombia está invisiblizada.

“No tener suficiente información sobre el tema hace que la sociedad no sea consciente de que la situación de pobreza extrema en el país sería mucho mayor si no existiesen personas que realizan apuestas agrícolas alternativas, incluso sin ayudas gubernamentales”, sustenta la investigadora.


Municipios beneficiados

· Suroeste: Angelópolis, Betania, Montebello, Santa Barbara, Amagá, Salgar y Concordia.

· Bajo Cauca: El Bagre

· Urabá: Apartadó, Mutatá, San Pedro de Urabá y Arboletes.

· Occidente: Caicedo, Ebejico, Frontino y Liborina

· Norte: Campamento, Valdivia, Donmatias

· Magdalena Medio: Maceo.

· Nordeste: Remedios, San Roque y Cisneros.

· Oriente: San Rafael, San Carlos y Concepción.

· Valle de Aburrá: Bello, Caldas, Copacabana, Barbosa y Girardota.

Entradas populares