Santos confiesa que con el acuerdo anterior se afectaba la estabilidad económica del país

Una de las razones de los líderes del NO para rechazar el acuerdo entre Santos y las FARC fue la inestabilidad económica que traería el financiamiento de las promesas que Santos hizo a las FARC.

En su momento, Santos negó esta versión y aseguró que este dinero no lo pondrían los colombianos sino la comunidad internacional.


Ahora, en la negociación de un nuevo acuerdo, admite que en el texto anterior no se protegía específicamente la economía de Colombia.


En diálogo con los empresarios aseguró que se harán “las inversiones necesarias del posconflicto en función de nuestra disponibilidad fiscal pero lo que les quiero decir es que ya lo introdujimos en el acuerdo para que el concepto de sostenibilidad fiscal sea respetado”.