Hidroituango, aún sin licencia de operación energética en 2018

La preocupación comenzó a rondar en autoridades departamentales. Aún no llega la autorización de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla) para dar inicio, como está previsto, a la generación de transmisión energética del Proyecto Hidroeléctrico Ituango (Hidroituango) en diciembre de 2018.

Y la advertencia tomó fuerza e, incluso, escaló al Gobierno Nacional, porque según la Administración Departamental, se acerca el plazo máximo que por ley se da para la expedición de dicha licencia (18 de abril) y aún no hay luz verde.

Mauricio Tobón, gerente del Instituto para el desarrollo de Antioquia, Idea, entidad de la Gobernación antioqueña y socia del proyecto, la licencia debe estar aprobada en dos meses y su retraso impactaría negativamente al país.

“Estamos pidiéndole, a través de los ministros, a la Anla que nos entregue ya la licencia para la transmisión de energía, que debe estar aprobada para el próximo 18 de abril, porque de lo contrario, si no se da esta acción, generaría un retraso para Hidroituango y que sería de alto impacto para la nación, el departamento y EPM”, indicó Tobón. 

Energía quedaría atrapada


Las directivas del proyecto, el más grande de su tipo en el país con una generación de 2.400 megavatios, y que tiene como socios al Municipio de Medellín, EPM, el Idea y la Gobernación de Antioquia, reportan un avance en obras superior al 60 por ciento y esperan iniciar la generación energética en el año 2018.

Luis Javier Vélez, vicepresidente de Proyectos de Generación de Energía de EPM, dijo que en julio de 2018 iniciará el llenado del embalse, que durará entre dos y cinco meses.

Sin embargo, Mauricio Restrepo, exgerente de EPM, advirtió que de no entrar en operación el sistema de conexión al sistema de transmisión nacional, por la falta de licencia de la Anla, quedaría atrapada esa energía.

“Los términos son muy cortos y eso pone en una situación de alto riesgo la viabilidad del proyecto. Esa energía no se puede liberar, porque, en mi concepto, el Anla ha sido negligente para avanzar en el proceso”, acotó Restrepo.

Tobón agregó que se han superado dificultades en cuanto a la obra civil y obligaciones ambientales.

“Queremos que no nos pongan esta traba con la licencia, porque sería muy grave que Hidroituango no entre a generar energía a partir de diciembre de 2018”, concluyó el gerente del Idea