En Ituango recogerán firmas para destituir a su alcalde







La Registraduría Nacional le dio el visto bueno a la iniciativa ciudadana “Por la dignidad de Ituango”, que pretende revocar el mandato del alcalde de ese municipio, Hernán Darío Álvarez Uribe.

Según la Registraduría, la revocatoria de mandato, liderada por el ciudadano Diego Alexander Palacio Zapata, “cumple con el lleno de los requisitos legales establecidos en la Ley Estatutaria 1757 del 6 de julio de 2015”, lo que significa que puede seguir con el trámite de recolección de firmas.

Para Palacio y los otros cuatro habitantes de Ituango que integran el comité del revocatorio, el alcalde Álvarez Uribe “no ha cumplido con el objetivo trazado en su candidatura”, cuando prometió “acoger, escuchar y acompañar las problemáticas del municipio”.

De acuerdo con los ciudadanos, el mandatario de Ituango “no gestiona para cumplir con este propósito, no hay canales de comunicación con las comunidades ni políticas que promuevan el desarrollo”.

Ahora, la tarea de los promotores del revocatorio será recoger 5.196 firmas válidas correspondientes al 30 por ciento del censo electoral de Ituango. Si alcanzan ese número y la Registraduría comprueba su autenticidad, se convocará a las urnas a todos los habitantes de ese municipio, que tendrán que decidir el futuro del alcalde Álvarez.

Y para que la última fase del revocatorio se haga efectivo, tienen que votar por lo menos 2.748 personas, que corresponden al 40 por ciento del total de votos de las elecciones que dieron por ganador al actual alcalde, miembro del partido Liberal.

Ante las quejas de los ciudadanos que buscan su revocatorio, el alcalde Álvarez aseguró que su plan de desarrollo coincide con lo que prometió durante su campaña.

“Vamos avanzando con el cumplimiento de las metas del plan de desarrollo, pero apenas han pasado ocho meses desde que se aprobó”, dice el mandatario de Ituango.

Por eso, para Álvarez, los promotores del revocatorio no tienen “argumentos serios y valederos para decir que el plan de desarrollo no se ha cumplido”.