Política en Ituango

elmundo.com

La interpretación del proceso de revocatoria del mandato que apenas comenzó en Ituango con la conformación del comité promotor para la recolección de las firmas que avale la realización de dicho mecanismo de participación, es más política que cívica.

Se trata de un enfermizo revanchismo de unos sectores conservadores que no hay podido aceptar que perdieron la Alcaldía después de 20 años en el poder y de haber manejado a su antojo a ese municipio, donde se viene dando muchos cambios por el proceso de paz, que ha contribuido a que no haya homicidios, por la nueva carretera asfaltada y por la construcción de la hidroeléctrica.

Y cuando una revocatoria tiene ante todo intereses o venganzas politiqueras y no cívicas fracasa como siempre ha ocurrido. Allí gobierna un alcalde liberal y los azules no aceptan esa nueva realidad política-administrativa.