Los gastos de Parques educativos de Fajardo

La Contraloría General de la República ratificó graves hallazgos con presunto detrimento patrimonial en la alta inversión en publicidad, en los Parques Educativos que construyó el pasado gobernador Sergio Fajardo.

La investigación que tenía muy avanzada la Contraloría General de Antioquia, había sido pedida por la Contraloría General de la República, aplicando el principio de control preferente.

Se supone que el control preferente fue solicitado por el mismo Fajardo o por gente cercana a él, tal como sucedió en el pasado con la investigación que llevaba la Contraloría de Medellín sobre el negociado de Orbitel. La Contraloría General se la llevó para Bogotá por petición de Fajardo que era el alcalde y de Juan Felipe Gaviria, entonces gerente de EPM. La CGR la enterró, como se esperaba.

El informe de la Contraloría General de la República sobre los Parques Educativos, construidos en el Gobierno de Fajardo, ratifica todos los hallazgos de la Contraloría General de Antioquia, tal como se ha venido publicando con base en documentos oficiales.

La investigación la devolvió la Contraloría General de la República sin reparos, para que la continúe la Contraloría General de Antioquia, porque una persona no puede ser investigada doblemente por un mismo hecho.
 
----

El tema de la publicidad es escandaloso, e inexplicable tal cual lo sostiene la Contraloría. En 40 contratos investigados por más de $1.366.085.507 de la publicidad de los Parques Educativos, la Contraloría sostiene que encontró “deficiencias en la gestión administrativa, la planeación y de los mecanismos de control interno aplicables, reduciendo la posibilidad de inversiones prioritarias en construcción o restauración de instituciones educativas del Departamento”, dice el informe, lo cual da lugar a un presunto detrimento patrimonial en la cuantía mencionada.

La inversión total en publicidad fue de $1.834.239.996, pero la CGA investigó 40 por el valor de $1.366.085.507 de Recursos del Sistema General de Participaciones.

“La inversión publicitaria de los PE es inapropiada y excesiva, toda vez que los fines del proyecto, sus condiciones económicas y de potencial de desarrollo, son del interés de las administraciones municipales para ponderar su gestión”, dice la investigación.

En la tabla de distribución de la pauta, aparecen unas persona absolutamente desconocidas y unas empresas que no son mencionadas en los medios de comunicación de la ciudad y de Antioquia, con unas asignaciones que superan hasta los 100 millones de pesos y aún más.

Con otro agravante: Esa publicidad nunca se vio en Medellín y en Antioquia y mucho menos en televisión.