Santos solo pudo estar media hora en Guatapé

Le fue muy mal al presidente Santos en Guatapé, en su intención de acompañar la tragedia.

Sus asesores estaban divididos en las recomendaciones. Unos pensaban que tal vez la gente preocupada y angustiada no se detendría en reacciones de carácter político. Otros pensaban en que era recomendable que el presidente Santos no se expusiera a una rechifla de marca mayor, teniendo en cuenta los últimos acontecimientos que han exacerbado los ánimos de los antioqueños, como por ejemplo el episodio limítrofe que no ha terminado de Belén de Bajirá y los corregimientos Blanquiceth, Macondo y Nuevo Horizonte que pertenecen a Turbo.

El panorama político tampoco lo favorece, porque obviamente esta es tierra del expresidente Uribe.

El presidente llegó hacia las 7 y 30 de la noche. Se reunió con el grupo de apoyo que estaba manejando toda la operación de rescate, anunció la visita de Carlos Iván Márquez Directo General de la Unidad Nacional para la Gestión de Riesgos y Desastres y del ministro del Transporte Jorge Eduardo Rojas y ofreció todo el respaldo posible de la Presidencia. Cuando el presidente Santos iba a abordar el vehículo para regresar al José María Córdova, comenzaron a gritarle vivas a Uribe, y arengas de Antioquia Federal, aparte de la silbatina que lo acompañó hasta que su figura se perdió en la noche.

Comentarios

Entradas populares