Envía tu artículo

elcuerqueno@gmail.com

Historia Santo Cristo

El Santo Cristo de San Andrés de Cuerquia, llamado coloquialmente el Machetiao, fue tallado en Comino por un artesano español de apellido Berruecos.

Baldomero y Pedro José Jaramillo trajeron al santo en su idea de conquistar pueblos. Subieron por la ruta del Ecuador hasta que llegaron al corregimiento de El Valle, Toledo. Allá quedó primero San Andrés, que se llamaba en ese entonces Caicedonia.

En el principio de los caseríos, por allá en 1793, cuando no se tenían precauciones y cuando todo era a punta de vela, hubo un incendio que redujo el lugar. En 1853 los colonos siguieron subiendo para conquistar el sitio de San Andrés de Cauca, en honor tal vez a don Andrés de Valdivia que fue uno de los que colonizó el Norte de Antioquia, por las épocas de 1574.

Pero a los ‘señores’ no les gustó este lugar, porque hubo una matanza en un sitio llamado La Matanza, donde mataron al cacique Cuerquía. Por eso cuando terminaron de llegar a uno de tantos sitios, pusieron al nuevo San Andrés de Cuerquia, cuando el calendario de entonces marcaba 1856.

Fundaron iglesia y caserío con el cristo viajero. Pero siguió la época incesante de la violencia y los bandoleros volvieron trizas al imponente cristo mientras picaban la caña sobre él, que fue a parar en partes a un cajón.

Por el año de 1920 el padre Lázaro María Hernández empezó a oír muchos ruidos en una bodega. Algún día le dio por buscar qué era lo que tanta bulla hacía y encontró el cristo. Se alegró de ver la imagen, pero larga taréa le esperaba en la restauración, pues tenía los brazos partidos, el dorso estaba lleno de machetazos; aún así el sacerdote los unió.

No habían terminado los problemas para el Machetiao, pues en la misma historia de violencia llegó un general Rengifo persiguiendo a monseñor Guillermo González. El militar profanó vasos sagrados, imágenes y clavó un bayonetazo que traspasó el pecho del cristo.

El 12 de octubre de 1923 el padre Hernández terminó de retocar el santo, lo exhibió a los feligreses y el 3 de mayo del año siguiente se celebró la primera fiesta del Cristo Milagroso.


El “Machetiao” es vendito, milagroso, 100% infalible, humilde y hasta ahora no tiene muchos feligreses, por lo que resuelve las solicitudes con bastante agilidad. Es resabiado y tiene su temperamento, no le gusta mojarse y tiene la virtud de componerse las heridas y componérselas a los demás.

Entradas populares