Volvió a ganar el “No”

Miguel Ceballos Arévalo | 2017/10/13 19:43
Es bueno recordar el ambiente que se generó en los días posteriores al 2 de octubre de 2016, cuando habiendo ganado el No, el Gobierno abrió distintos escenarios de diálogo con líderes y representantes de los triunfadores, con el propósito de escuchar sus propuestas para llevarlas a una nueva mesa de “renegociación” con las Farc. 

Una de las más importantes propuestas del sector del No en la fase de renegociación,  fue que se derogara el artículo 4  del Acto Legislativo 01 de julio de 2016, mediante el cual el Congreso había incorporado  el acuerdo con las Farc como parte del bloque de constitucionalidad, lo cual implicaba su entrada automática como parte integral de la Constitución.
Aunque inicialmente se pensó que este tema había sido aceptado y se concretaría mediante la redacción de un nuevo acto legislativo,  desafortunadamente el Gobierno  aplicó la ‘política del conejo‘, al intentar volver a introducir el acuerdo como “bloque de constitucionalidad”, pero ahora en sentido ‘lato‘ o amplio, tecnicismo jurídico que significa darle a lo convenido con las Farc el carácter de parámetro obligatorio de interpretación del ordenamiento jurídico,  lo cual derivaría en considerarlo como intocable e inmodificable.  
Afortunadamente la Corte Constitucional en su fallo del pasado 11 de octubre (Léalo aquí) en el cual se pronunció sobre este nuevo Acto Legislativo 02 de 2017, no permitió que se hiciera “trizas” la Constitución ni el Estado de derecho, cuando tomó cuatro  decisiones claves que describimos a continuación :
  1. El acuerdo no entra al bloque de constitucionalidad, y, en consecuencia,  no se incorpora automáticamente al ordenamiento jurídico colombiano. De acuerdo con lo anterior, volvió a ganar la tesis del “No”, pues la corte no le comió cuento a la redacción del nuevo acto legislativo que pretendía obligar a tener el acuerdo con las Farc como parámetro obligatorio de interpretación del ordenamiento jurídico.
  2. El acuerdo de paz solamente vincula al poder ejecutivo, que no está obligado a implementar al pie de la letra lo acordado,  pues  la propia corte considera que únicamente tiene una “obligación de medio, estos es,  de llevar a cabo los mejores esfuerzos para cumplir con lo establecido en el acuerdo final”.
  3. El pretendido “blindaje” para hacer “intocables” los acuerdos tampoco terminó siendo aprobado por la Corte Constitucional, pues si bien acepta que los órganos y autoridades del Estado cumplan de buena fe los contenidos y finalidades del acuerdo final, solo podrán hacerlo en el ámbito de sus competencias,  gozando de un “margen de apreciación para ello”, y de manera progresiva, sin que se les pueda obligar a implementar lo acordado por la fuerza, ni de manera instantánea.
  4. Finalmente no puede afirmarse, como algunos lo hacen, que los tres siguientes gobiernos no podrán tocar el acuerdo. Lo que en realidad sucederá es que mientras no se reforme, lo cual es perfectamente posible, el Acto Legislativo 02 de 2017 al que nos venimos refiriendo deberá ser aplicado teniendo en cuenta los alcances, criterios y limitaciones establecidos por la Corte Constitucional, sin que ninguno de los tres poderes públicos  pierda sus facultades y funciones  para realizar las reformas legales y constitucionales que correspondan en su momento, especialmente si la implementación de los acuerdos, en lugar de mejorar la situación del país, la empeoran.
Con la acertada decisión de la Corte Constitucional, que definitivamente reivindica el triunfo del No, es claro que el país y sus instituciones tienen la suficiente madurez para entender que  no se trata de hacer  trizas los acuerdos, pero tampoco de hacer  trizas la Constitución y sus instituciones. Mientras Colombia siga siendo una  democracia,  los futuros presidentes tendrán que cumplir la Constitución Política, siendo ella y  no los acuerdos con las Farc, su único  marco institucional.

*Exviceministro de Justicia. Decano Escuela de Política y Relaciones Internacionales, Universidad Sergio Arboleda.                      
@ceballosarevalo

Comentarios

Entradas populares