Envía tu artículo

elcuerqueno@gmail.com

Tiranía de las causas justas


Sobre Consulta anticorrupción

3 julio, 2018 Escrito por
 
Terminada la dura campaña presidencial el país quedó tranquilo porque la democracia salió fortalecida; sin embargo se aproxima una nueva campaña:  la consulta anticorrupción del próximo domingo 26 de agosto, en la que tendremos que votar a favor o en contra de 7 puntos, para expresar si se está de acuerdo o no con: 1. Reducir del salario de los congresistas y altos funcionarios, 2. Cárcel a los corruptos, 3. contratación transparente, 4. presupuestos públicos con participación de la ciudadanía, 5. rendición de cuentas de asistencia, votación y gestión de los congresistas, 6. hacer pública las propiedades e ingresos injustificados de políticos elegidos 7. máximo tres periodos en corporaciones públicas.

De los anteriores puntos, todos deberían ser. Algunos ya existen en normas, que solamente esperan su aplicación y dos pueden ser tramitados por el congreso sin necesidad de una consulta que resultará demasiado costosa, pues 300 mil millones de pesos, será una suma que solo beneficiará electoralmente a unos pocos.
¿Realmente el país está listo para enfrentarse a otra campaña política para votar 7 puntos que no terminarán con la corrupción? mientras existen cientos de ejemplos que demuestran el nivel de corrupción que vive el país, como los señalados recientemente por los medios sobre la destitución de la alcadesa de Usaquén y la formulación de cargos contra el alcalde de Chapinero, lamentablemente la consulta como está planteada no es la solución.  
Es un acto simbólico que no justifica el gasto de 300 mil millones de pesos; más bien con ese dinero que estará destinado a publicidad, impresión de veinte millones de tarjetones, contratación de personal, operación del software y toda la logística que implica movilizar a la registraduría en todo el país, con testigos electorales, puestos de votación, etc., podría adelantarse una gran campaña ciudadana para educar a la sociedad, partiendo de una pregunta básica: ¿Cómo implantamos en los jóvenes y en los políticos el chip de la transparencia y de las buenas prácticas?.
  1. Fomentando los buenos valores en las nuevas generaciones, para que se comprometan a ayudar a los gobiernos y a las administraciones a hacer bien las gestiones
  2. Maximizando la labor del veedor activo que hace seguimiento a las políticas públicas que se aprueban como cumplimiento a los compromisos de campaña y a la ejecución de los recursos públicos, para garantizar que se haga con transparencia y celeridad.
En el mundo actual cada vez más se crean, implantan y desarrollan procesos tecnológicos para combatir la corrupción. Es hora de que entremos a la era 0 (zero): 0 corrupción, 0 Contaminación y 0 mal gastar los recursos naturales y los recursos públicos. Aprovechemos la era de la singularidad, machines learning y análisis de datos para optimizar las buenas prácticas y ayudar a que ese principio legado de los griegos se haga realidad, “ceder derechos a unos pocos para que los administren y con buenas prácticas nos representen y logren generar buenas políticas para los ciudadanos”.

Comentarios

Suscripción Correo Electónico

Entradas populares